Salud | VIH/SIDA | niños | adolescentes

Más de 13 niños y adolescentes mueren por hora a causa del SIDA o VIH

Según un nuevo informe de UNICEF, sólo el 54% de los afectados accedieron a tratamiento antirretroviral.

El año pasado 320 niños y adolescentes murieron por día como consecuencia del VIH/SIDA. De acuerdo con un nuevo informe de UNICEF, la principal causa de estas muertes es la falta de prevención y bajo índice de acceso a tratamiento antirretroviral.

De las 13 personas de entre 0 y 14 años que fallecieron por hora en 2018, sólo el 54% tuvo acceso a medicamentos para contrarrestar la enfermedad.

“El mundo está a punto de alcanzar grandes logros en la batalla contra el VIH/SIDA, pero no podemos dormirnos en los laureles con lo ya obtenido. Garantizar el acceso a pruebas y tratamientos adecuados a niños y adolescentes es una cuestión de vida o muerte. Y para ellos debemos, siempre, elegir la vida”, aseguró la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

América Latina y Caribe es una de las regiones más afectadas por la falta de acceso a tratamiento, que llega al 46% de la población afectada. La situación empeora en África Central y del Oeste, donde el acceso es de apenas un 28%.

Para prevenir la trasmisión del virus de madres a hijos, la terapia antirretroviral es fundamental. Según UNICEF, el acceso ha aumentado a nivel global y ya alcanza el 82%, un 44% más que hace diez años.

“Aunque tenemos un largo camino por delante, el tratamiento antirretroviral a madres ha contribuido a prevenir unos 2 millones de contagios del virus y a evitar la muerte de más de 1 millón de niños menores de 5 años. Necesitamos un progreso similar en el tratamiento pediátrico. Reducir la brecha entre niños y madres podría aumentar significativamente la esperanza y la calidad de vida de los niños infectados con VIH”, explicó la directora ejecutiva del organismo.

En 2018, alrededor de 160.000 niños de 0 a 9 años contrajeron VIH; la cifra global asciende a 1,1 millones de niños afectados. El embarazo o el parto fueron la vía de transmisión para 89.000 niños menores de cinco años y 76.000 se infectaron durante la lactancia.

“El coste de fallar en las pruebas y tratamiento de los niños en riesgo de contraer VIH se mide en las vidas y en el futuro de los niños. Es un coste que la sociedad no puede permitirse. Es necesario actuar contra el VIH para lograr una financiación y equipamiento integrales que permitan preservar, proteger y mejorar la calidad de vida de los niños en su primera y segunda década”, concluyó Fore.

Dejá tu comentario