Salud | sueño | salud | insomnio

La siesta es una necesidad biológica (y lo dice la ciencia)

Los expertos recomiendan dormir media hora para reponer energía y mejorar la productividad. ¿Estás de acuerdo?

Cada vez más empresas y universidades están incorporando siestarios: espacios destinados para que los empleados pasen unos minutos de relax antes de volver a su rutina laboral. Además de garantizar un mejor descanso, el objetivo de esta iniciativa es aumentar la productividad.

Ahora bien, más allá del placer, la siesta tiene una razón de ser: ayuda a reponer y recargar energía.

Dentro de nuestro cerebro hay un pequeño grupo de células que son nuestro reloj biológico, es el núcleo supraquismático del hipotálamo. Está programado para que, durante 24 horas, tengamos dos momentos de necesidad de sueño”, explica el doctor Eduard Estivill, director de una clínica del sueño.

Los seres humanos necesitamos dos períodos de sueño: el nocturno (de mínimo ocho horas) y el diurno (de 30 minutos, a las ocho horas de habernos despertado). Ese sueño diurno coincide, por lo general, con la hora de la siesta.

mujer-sueño-dormir-cama-generica.jpg

Vivir más y mejor

De acuerdo con el neurocientífico Matthew Walker, no dormir la siesta puede acortar la vida. Y la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard lo avala: las personas que no toman un descanso en medio de la jornada laboral tienen un 37% más de riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.

No dormir la siesta afecta, también, al insomnio. “Es importante que la siesta no sea un sustituto del sueño nocturno y que no se alargue demasiado: dormir es como ir bajando peldaños de una escalera y si se duerme más de 20 minutos, 30 como máximo, podemos entrar en fases de sueño profundo”, diferencia Estivill.

FUENTE: Con información de El País

Dejá tu comentario