Curiosidades | sonda espacial | Estados Unidos | profesor

La sonda espacial Voyager 2 entró al espacio interestelar

El 5 de noviembre del año pasado llegó a una zona con contenido de materia y energía entre las estrellas.

La sonda espacial Voyager 2 salió del sistema solar y entró en el espacio interestelar, conocido por las siglas ISM.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista científica británica Nature Astronomy, el 5 de noviembre de 2018 la sonda ingresó a una región interestelar con contenido de materia y energía, entre las estrellas.

Los astrónomos confirmaron el paso cuando el instrumento de medición de onda de plasma que lleva la sonda detectó un marcado aumento en la densidad de plasma (estado fluido similar al gaseoso).

La Voyager 2 había sido lanzada en 1977 desde el centro espacial de Cabo Cañaveral, Estados Unidos, para estudiar planetas externos.

La evidencia del ingreso quedó registrada cuando la sonda pasó de un plasma caliente, de baja densidad y característico del viento solar a uno frío y de alta densidad de plasma en el espacio interestelar.

“Con el Voyager 2 -y previamente con el Voyager 1- mostramos que hay un límite distintivo allí fuera. Es asombroso cómo los fluidos, incluidos los plasmas, forman la frontera”, señaló Don Gurnett, profesor emérito del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Iowa e investigador principal del instrumento de ondas de plasma que lleva el Voyager 2.

“Las dos Voyagers durarán más que la Tierra. Están en sus propias órbitas alrededor de la galaxia durante 5.000 millones de años o más. Y la probabilidad de que se topen con algo es de casi cero”, afirmó el científico Bill Kurth.

FUENTE: Con información de EFE

Dejá tu comentario