Curiosidades | Sociedad | niños | cáncer

Un nene de siete años se rapó la cabeza para acompañar a su amigo con cáncer

El pequeño se peló para que su compañero no sea el único niño sin cabello de toda la clase. "No quería que se sintiera solo", confesó.

Enfrentar un cáncer es duro para cualquier persona y su entorno familiar, pero para un chico puede ser más complejo: a los tratamientos dolorosos se suman varios días sin ir a clase y las secuelas de la quimioterapia.

El año pasado, a Tommy-Lee Hetherington (7) le diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda, un tipo de cáncer que afecta a la médula ósea y a los glóbulos blancos. El tratamiento, que incluyó esteroides y transfusiones de sangre, llevó tiempo, pero respondió bastante rápido.

Cuando regresó a la escuela primaria Woolden Hill de Anstey, Inglaterra, uno de sus compañeros notó que él era el único chico del aula sin pelo. Lejos de burlarse, Olly Spencer hizo silencio, llegó a su casa y le pidió a su madre que le afeitara toda la cabeza.

No quería que Tommy-Lee se sintiera solo”, admitió el niño de siete años al medio local Leicester Mercury. Enseguida, el gesto de Olly se hizo viral.

No sólo se rapó la cabeza para acompañar a su amigo, sino que además comenzó una campaña de recaudación de fondos y logró reunir 1.200 libras para una organización benéfica que ayuda a niños con cáncer.

FUENTE: Con información de Leicester Mercury

Dejá tu comentario