Lifestyle | sexo | pareja | placer

Sexo: todo sobre el pegging, la práctica sexual que fomenta el cambio de roles

¿Qué sucede si un día dejas tu zona de confort y dejas de ser el dominante o el sometido para experimentar mayor placer? No apto para adeptos al sexo convencional.

El juego de roles es una de las prácticas sexuales que más incentivan la creatividad dentro de la pareja: tú asumes el papel de tu pareja sexo afectiva y tu pareja asume el tuyo, ¿vale? Ahora bien, ¿de qué se trata y por qué es importante hablarlo antes?

El pegging propone que la persona que usualmente es dominante deje de serlo y le otorgue ese lugar al otro miembro de la pareja para que ambos experimenten el mayor placer posible. Eso sí: entran en juego todos los puntos de placer de los hombres y de las mujeres.

¿Por qué la aclaración? Porque en el caso de las parejas heterosexuales, el objetivo es que las mujeres dominen la situación y penetren a los hombres. ¿Sabías que muchos estudios sostienen que los orgasmos masculinos son más intensos cuando un hombre es penetrado que cuando penetra?

pareja-gay-sexo.jpg

En el caso de las parejas homosexuales, el objetivo es que el pasivo pase a ser activo. La idea principal es que tu pareja tome el control y haga lo que tú sueles hacer cuando tienen sexo.

El término pegging fue acuñado por primera vez en 2001 por el periodista Dan Savage, de Estados Unidos, para definir este acto sexual –también conocido como Bend Over Boyfriend (BOBing).

pareja-lesbianas-sexo.jpg

Puntos clave

-El consentimiento es el origen de partida de esta práctica, como en cualquier acto sexual. Hablarlo antes te permitirá llegar con más confianza y seguridad al encuentro: definan qué sí y qué no.

-Hacer pegging no define tu orientación sexual, ¡fuera mitos y tabúes!

-Esta práctica estimula la creatividad de la pareja y promueve la empatía sexual, ya que podrás ponerte en el lugar de tu pareja y chequear si quieres seguir haciendo todo como lo venías haciendo hasta ahora (y viceversa).

-A veces es importante pensar en conjunto con tu pareja una palabra clave para usar en caso de emergencia. Si alguno de los dos dice esa palabra mientras tienen sexo, es una clara señal de que quiere interrumpir la práctica que están haciendo en el momento.

-El objetivo del pegging es potenciar el placer y divertirse: si eso no sucede, no es para ti. Si no te genera intriga leer esta nota, tampoco.

- A través de un dildo (juguete sexual con forma fálica), un arnés con consolador o simplemente con los dedos, las parejas pueden cambiar el rol tradicional que antes habían tenido en la intimidad. Te recomendamos usar lubricantes para evitar el dolor en el caso de las penetraciones anales.

Dejá tu comentario