Lifestyle | sexo | posiciones sexuales | pareja

Primal Scream, dos posiciones sexuales para liberar la tensión (no aptas para románticos)

¿Te animas a poner en juego tu costado más animal, visceral y primitivo? Esta práctica te permitirá romper con la rutina, liberar endorfinas y descargar el estrés mientras tienes sexo.

¿Te sueles conectar con tu lado más salvaje? ¿Cómo serían tus encuentros sexuales si reaccionaras por instinto? ¿Te animas a dejarte llevar por el placer y tener sexo primitivo?

El Primal Scream no es apto para románticos: el objetivo es tener sexo animal, sin rodeos.

LEE TAMBIÉN Sexo oral: Kivin, la técnica que promete orgasmos en tres minutos

La propuesta de esta práctica sexual es que tú y tu pareja sexo-afectiva se desinhiban totalmente y aprovechen el encuentro sexual para liberar tensiones y sacar afuera todo el estrés acumulado.

pareja-lesbianas-sexo.jpg

Durante el Primal Scream vale todo (siempre consensuado, por supuesto): gritos, tirones de pelos, nalgadas, palabras sucias y todo aquello que los participantes quieran experimentar.

LEE TAMBIÉN Sexo: qué es el spanking y por qué puede agregar adrenalina a tus relaciones sexuales

Las posiciones sexuales más recomendadas para practicar este tipo de sexo son aquellas que requieren potencia e intensidad durante el coito:

El caballo

Esta postura es parecida al perrito, pero más intensa: el hombre queda de pie, la mujer en cuatro patas y comienza la cabalgata. La magia reside en variar la intensidad y el ritmo durante todo el coito.

pareja-gay-sexo.jpg

El exprimidor

En esta posición sexual, la mujer se sube arriba del hombre, le da la espalda y apoya sus manos sobre las piernas. El principal propósito es favorecer el ensanchamiento de las caderas de la mujer y facilitar la penetración.

Aclaración: todas las posiciones sexuales mencionadas forman parte del Kamasutra y están pensadas para un hombre y una mujer, pero puedes adaptarlas a tu pareja sexo-afectiva con imaginación, juguetes sexuales y accesorios.

QUIZÁS TE INTERESA Sexo tántrico: coitus reservatus, la técnica sexual de la felicidad

Dejá tu comentario