Lifestyle | sexo | pareja | orgasmo

Focalización sensorial, la técnica que promete mejorar el sexo

Reduce la ansiedad y ayuda a disfrutar más de los encuentros íntimos. ¿Te apetece probarla?

Aquí y ahora. ¿Cuántas veces has tenido sexo para tener un orgasmo? ¿Cuántas veces prefieres que sea rápido, antes de empezar tu rutina o de que se despierten los niños? ¿Cuántas veces te has centrado en acabar y hacer acabar a tu pareja sexo-afectiva? Algunas de esas veces, quizás, te olvidaste del aquí y ahora.

La focalización sensorial es una técnica que imita los métodos del mindfulness y propone estar presente en cualquier encuentro íntimo, sea o no sea casual. El objetivo es disfrutar del sexo y del contacto con otra persona, más allá del orgasmo.

LEE TAMBIÉN Sexo: la regla de los seis minutos que querrás aplicar para excitarte más

Este enfoque no solo reduce la ansiedad, sino que además promete mejorar el sexo.

pareja-sexo-cama-cordon-press.jpg

“La focalización sensorial te enseña ti y a tu pareja a estar más presentes en sus relaciones sexuales, e incluso conseguir que sean más placenteras”, explica la doctora Katherine Hertlein, terapeuta de parejas y educadora sexual.

LEE TAMBIÉN Sexo: cuatro alimentos que no debes ingerir antes de un encuentro íntimo

El leit motiv de esta técnica es conectar con las experiencias táctiles. “Consiste en explorar tanto tu cuerpo como el de tu pareja a través del tacto, evitando los genitales. De esta manera, nos centramos en experimentar las texturas, las presiones, la temperatura, mientras aprendemos técnicas para ignorar los pensamientos negativos más intrusivos que nos abortan durante esos momentos de intimidad”, detalla la especialista.

pareja-lesbianas-sexo.jpg

LEE TAMBIÉN Primal Scream, dos posiciones sexuales para liberar la tensión (no aptas para románticos)

Beneficios de la focalización sensorial

  • Ayuda a mejorar la comunicación y te permite transmitir lo que te gusta y lo que no.
  • Contribuye a que tú y tu pareja sexo-afectiva descubran mutuamente qué les provoca más placer.
  • Amplía tus fronteras sexuales y el deseo.
  • Eleva el nivel de intimidad y complicidad con tu pareja.

LEE TAMBIÉN Sexo tántrico: coitus reservatus, la técnica sexual de la felicidad

pareja-gay-sexo.jpg

“Esta técnica utiliza la desensibilización en vivo, un método de psicología empleado para eliminar fobias gradualmente. El proceso implica una inmersión gradual en la experiencia para reducir la ansiedad que genera; a su vez, refuerza la idea de que el sexo no es una actividad con el único objetivo de llegar al orgasmo”, sostiene Herlein.

QUIZÁS TE INTERESA Sexo oral: Kivin, la técnica que promete orgasmos en tres minutos

FUENTE: Con información de Cosmopolitan

Dejá tu comentario