Curiosidades | salud | bienestar | bacterias

¿Es mejor bañarse a la mañana o la noche?

Descubre los beneficios de ducharse en un momento específico de tu día.

Si de hábitos se trata, hay que reconocer que existen los fundamentalistas de la ducha: por un lado, quienes prefieren bañarse temprano para empezar el día despabilados; por otro lado, quienes sostienen que nada más reparador que un baño nocturno para terminar el día. Y tú, ¿de qué bando te encuentras?

Si bien es cierto que los mejores hábitos son aquellos que funcionan según tu rutina y satisfacción personal, los especialistas recomiendan bañarse de noche. Estos son los motivos:

-Mejora la higiene de la ropa de cama: el cuerpo está expuesto durante muchas horas del día a la transpiración, la contaminación ambiental y la polución del transporte público; un baño antes de acostarse permitirá que las sábanas estén libres de bacterias durante más tiempo.

-Previene reacciones alérgicas: la ducha nocturna barre con los alérgenos y el polen que se acumulan en el cuerpo durante todo el día y que pueden irritar u obstruir la piel.

-Mejora la calidad del sueño y contribuye a tratar el insomnio: el cuerpo se va enfriando a medida que se acerca la hora de ir a dormir, pero si te duchas entre una hora y una hora y media antes de ir a la cama podrás aumentar la temperatura corporal y estimular el sueño.

-Mejora el aspecto del rostro: lavarse la cara de noche evita la obstrucción de los poros y, por ende, previene el acné.

-Mejora el aspecto de la piel corporal: la ducha nocturna remueve las células muertas del día y favorece la regeneración celular.

-Mejora el manejo del pelo: bañarse antes de dormir suele dejar el pelo más dócil para peinarlo al día siguiente.

Dejá tu comentario