El Mundo | Rusia | asesinato | Bolshoi

Rusia: asesinaron, desmembraron y disolvieron en ácido a una bailarina del Bolshoi

Olga Demina tenía 25 años y había desaparecido en 2014. Seis años después, un hombre que la amenazaba con difundir fotos íntimas confesó el crimen.

Olga Demina desapareció el 20 de agosto de 2014, en su mejor momento profesional: era bailarina del Bolshoi, el teatro de ballet más prestigioso de Rusia.

Ese día, Malkhaz Dzhavoev (40) la había llevado a una ciudad del interior del país para que bailara en una fiesta privada. Hay registros de que luego de la presentación el hombre la acompañó a su apartamento, pero nunca más se supo de ella.

Días antes, la madre de la bailarina había recibido un misterioso mensaje de texto desde el celular de su hija. “Mamá, soy Olga. He robado una gran cantidad de dinero. No puedo ir a Moscú. Ahora iré a Europa por 10 días. No respondas a las llamadas si te llaman. No me busques. No vayas a ninguna parte”, decía.

Los investigadores nunca creyeron que ese mensaje era de Demina. Todo apuntaba a alguien de su entorno y el principal sospechoso pasó a ser Dzhavoev, aunque no había pruebas en su contra.

Algunos testimonios sostienen que Dzhavoev era su manager, pero todo indicaría que era su amante. “Ella estaba completamente a su merced”, contó tiempo después la madre de la víctima.

La desaparición de Demina fue un misterio, hasta que este año el principal sospechoso confesó el crimen.

olga-demina-bailarina-bolshoi-rusia-asesino.jpg

Maté a Olga. El cadáver fue desmembrado y disuelto en ácido. Luego arrojé sus restos en un pozo cerca de un lago”, sostuvo Dzhavoev desde la cárcel –donde cumple una condena por haber estafado al novio de la bailarina.

Para los investigadores, la noche del 20 de agosto de 2014, el manager/amante atacó a Demina y cometió un asesinato premeditado.

“Los trabajos de búsqueda están en marcha ahora. El ácido sulfúrico disuelve todo, pero algunos fragmentos del cuerpo pueden haber sido preservados. Hay que encontrarlos”, afirmó un agente policial de Rusia.

Las pistas del caso

- La madre de Demina cree que su hija era acosada por Dzhavoev.

- Dzhavoev amenazaba a la bailarina con difundir fotos íntimas de ella a la prensa y la extorsionaba a cambio de dinero. Demina llegó a pagarle más de 10.000 dólares y la recaudación de la venta de su auto, pero el homicida le pidió más plata. Ella se negó y él difundió las imágenes.

- Dzhavoev y su padre compraron ácido sulfúrico en una empresa industrial semanas antes de la desaparición de la bailarina.

FUENTE: Con información de East2West News y Komsomolskaya Pravda

Dejá tu comentario