Curiosidades | Reyes Magos | Jesús | Belén

¿Por qué se celebra la llegada de los Reyes Magos?

Se trata de la segunda festividad más antigua de la tradición cristiana. En esta nota, te contamos quiénes eran, cómo llegaron y demás detalles que quizás no conoces sobre Melchor, Gaspar y Baltasar.

Anoche, niñas y niños del mundo se prepararon para la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar. Como es tradición en muchos hogares cristianos, los Reyes Magos dejan un obsequio a los más pequeños de la casa para recordar la llegada del niñito Jesús. A cambio, la noche anterior los niños les dejan comida y bebida –que varía de agua y pasto a leche y galletas, según el país- para que los camellos repongan energía y puedan seguir viaje.

La Epifanía es la segunda festividad más antigua e importante para fe cristiana, luego de la Santa Pascua, y recuerda la aparición de un grupo de sacerdotes eruditos que viajaron del Antiguo Oriente a Belén para celebrar el nacimiento del niñito Jesús.

Según el relato, los Reyes Magos siguieron una estrella y aparecieron en el precario establo donde había parido la Virgen María. Allí homenajearon al recién nacido con regalos de riqueza simbólica: oro, incienso y mirra.

¿Eran dos, tres o más reyes?

Si bien en el siglo III se creía que eran dos los reyes que habían llegado al establo donde había nacido Jesús, en el siglo IV consideraban que eran cuatro, y en un momento se habló de doce, como los apóstoles o las tribus de Israel, en el siglo IV se determinó que fueron tres reyes. ¿Por qué se eligió ese número? Muchos historiadores coinciden en que probablemente se eligió a un representante por cada continente, ya que en ese entonces sólo se conocían tres: Asia, África y Europa.

¿De dónde surgieron los nombres de los reyes?

Una obra de los Reyes Magos que data de mediados del siglo VI, encontrada en la iglesia de San Apolinar Nuovo (Rávena, Italia), tiene escrito tres nombres: Melchor, Gaspar y Baltasar, que son los equivalentes a Appellicon, Amerín y Damascón (en griego) y a Magalath, Serakin y Galgalath (en hebreo). Como es el primer registro encontrado, desde entonces se los llama así.

Los Reyes Magos, ¿eran reyes?

En verdad, no eran magos. La confusión viene desde hace siglos, porque la palabra persa ‘mago’ significa sacerdote. Los magos (o magoi en griego) eran una casta de sacerdotes de Persa o Babilonia que no conocían la revelación divina, sino que estudiaban las estrellas para llegar a Dios.

¿Existió la estrella de Belén?

Aparentemente lo que los Reyes Magos vieron en el cielo fue una conjunción de los planetas Saturno y Júpiter en la constelación Piscis. De acuerdo con algunos historiadores, los Reyes Magos deciden emprender viaje en busca del Mesías porque, según la antigua astrología, Júpiter era la estrella del Príncipe del Mundo, la constelación Piscis era el signo del final de los tiempos y Saturno era la estrella de Palestina.

Dejá tu comentario