Tecnología | redes sociales | niños | internet

¿Qué es el sharenting y por qué tiene en vilo a los padres?

Esta tendencia, que se volvió hábito con la llegada de las redes sociales, puede poner en riesgo a los niños de la familia. Entérate de que se trata.

Si en círculo íntimo hay algún menor de edad, seguramente presenciaste cómo alguien documenta cada cosa que hace: cómo sonríe, prueba un platillo, corre o visita el parque por primera vez. Acto seguido, esas imágenes se comparten en redes sociales.

No importa si tú subes el material a tu perfil o si presencias una de estas situaciones, lo importante es que tomes conciencia de que puedes vulnerar el derecho a la identidad digital de los protagonistas.

La crianza respetuosa contempla una mirada centrada en las necesidades de los niños. Ahora bien, ¿cuántas veces has querido compartir con el mundo el orgullo que te genera el pequeño que tienes ante la lente de tu cámara? Seguramente muchas, pero deberías pensarlo dos veces: subir fotos o videos de los chicos a las redes sociales puede ponerlos en riesgo.

Este comportamiento digital masivo tiene nombre: sharenting, del inglés share (compartir) + parenting (crianza). Y también tiene consecuencias.

Según un estudio de la Universidad de Michigan, el 56% de los padres sube fotos potencialmente vergonzosas de sus hijos. Esto no sólo puede tener incidencia en su adolescencia, sino que además puede perjudicar su vida social y laboral.

Todo lo que compartes en internet deja una huella. Los casos relacionados con sharenting, en particular, son más propensos a caer en fraudes o suplantaciones de identidad en línea.

Aunque es horrible hablar del tema, es necesario recordarlo: cuando compartes la foto de un menor no sabes a manos de quién pueden caer. Muchas redes de tráfico, pornografía y abuso infantil están al asecho de material protagonizado por niños. Algo similar sucede con los groomers, es decir, quienes acosan sexualmente a menores en internet.

Dejá tu comentario