América Latina | perro | niños | Argentina

Litros de aceite y mucho amor: rescataron a una perra abandonada en un pozo de brea

Aloe fue encontrada por un grupo de niños que jugaban en un descampado de Buenos Aires, Argentina. Un grupo de rescatistas y voluntarios lograron salvarla.

Una perra ¿se cayó o la tiraron? a un pozo de brea y quedó totalmente inmovilizada. “Nos encontramos con una escena desgarradora”, explican los voluntarios de Proyecto 4 Patas (P4P) al repasar cómo llegaron a Merlo, Buenos Aires, Argentina.

Si bien la crueldad humana los enfrenta a casos extremos de maltrato animal, nunca habían visto algo igual.

“Unos chicos escucharon que varios perros estaban ladrando al mismo tiempo a la vera de un pozo, cerca del descampado en el que estaban jugando. Se acercaron y descubrieron a la perra en el fondo”, relatan los voluntarios de P4P, una asociación civil sin fines de lucro abocada a difundir, proteger y promover los derechos de los animales.

Como era muy difícil sacarla, los padres de los niños llamaron a los Bomberos Voluntarios de Libertad, quienes lograron rescatarla y compartieron el caso a través de las redes sociales. Así llegaron los rescatistas.

aloe-perra-rescatada-brea-p4p-01.jpg

Aloe, como llamaron a la perrita, estaba completamente petrificada y pegada al suelo. “Absolutamente todo su cuerpo estaba endurecido: su boca, sus ojos, sus orejas, todo. Estábamos muy conmocionados, nunca habíamos estado frente a un animal en estas condiciones, pero era momento de focalizarnos y sacarla de esa pesadilla lo antes posible”, detallan los voluntarios de P4P.

aloe-perra-rescatada-brea-p4p-03.jpg

La primera atención la hicieron in situ, en el descampado, con la colaboración de algunos vecinos. “Ellos trajeron las primeras botellas de aceite, pero teníamos que trasladarla a un lugar seguro. Convocamos a los voluntarios, nos organizamos en equipos, compramos litros y litros de aceite y durante toda la noche fuimos limpiando la brea”, comparten.

aloe-perra-rescatada-brea-p4p-02.jpg

Después de 9 horas interrumpidas de trabajo, 50 litros de aceite y tres baños con detergente, ocho voluntarios de P4P lograron liberar a Aloe de la brea. “Cada capa que lográbamos quitar nos acercaba más a descubrir cómo era realmente y la emoción crecía. Cuando la voluntad existe, hay mil recursos”, coinciden.

aloe-perra-rescatada-brea-p4p-04.jpg

Para ayudar a P4P, puedes adoptar a alguno de los animales rescatados, sumarte como voluntario o realizar una donación. Para más información sobre su misión, ingresa a www.proyecto4patas.org

Dejá tu comentario