Lifestyle | orgasmos | sexo | serie

Sexo: la particular forma francesa de llamar a los orgasmos

En uno de los episodios de la serie Emily in Paris, la protagonista queda atónita con la denominación que usan los locales para referirse al punto máximo de excitación sexual. ¿Lo sabías?

Los amantes son válidos (y tácitamente consensuados) en Francia. Al menos eso es lo que explican los personajes locales de Emily in Paris, la serie que el director de Sex and the City acaba de estrenar en Netflix.

Más allá de los looks y de los guiños a Carrie Bradshaw, en la historia de Emily Cooper se muestra la gastronomía, el modo de vida, la cosmovisión y el disfrute sexual de los franceses.

orgasmo-sexo-generica.jpg

En uno de los capítulos, de hecho, los compañeros de trabajo de la protagonista le explican cómo lograr la Torre Eiffel, una de las posiciones sexuales favoritas de los tríos.

En otro de los episodios, un cliente le envía a Emily un regalo íntimo muy sugerente (¡a la vista de todos!). La protagonista es oriunda de Chicago, Estados Unidos, no entiende el presente y enseguida manifiesta su incomodidad. Pero, en realidad, es solo el comienzo de lo que París tiene para enseñarle.

Una de las perlitas de la serie es que los guionistas revelan la peculiar forma que tienen los franceses de llamar coloquialmente a los orgasmos.

emily-in-paris-camille-netflix.jpg

Camille Razat, una de las amigas locales de Emily, es la encargada de explicarlo:

Me pareció oír un par de petites morts ”, dice en referencia a los orgasmos que se escuchaban de departamento a departamento.

“¿Qué?”, pregunta intrigada la estadounidense.

Pequeñas muertes, unos orgasmos. Por los ruidos, anoche moriste al menos dos veces”, replica confidente.

“Oh, por Dios. Estoy petit mortificada. ¿Pequeñas muertes? ¿Por qué le dicen así? Qué morboso”, responde Emily un poco avergonzada.

No, para nada: es tan intenso que mueres y luego renaces como alguien nuevo”, descifra la francesa.

Sexo oral: Kivin, la técnica que promete orgasmos en tres minutos

Dejá tu comentario