Estados Unidos | oficina | empleados | trabajo

Ir a la oficina, ¿cosa del pasado?

Expertos consideran que post-coronavirus lo mejor (y más productivo) sería reducir el tiempo en la oficina a la mitad. ¿Estás de acuerdo?

Para los empleadores que ya otorgaban el beneficio de trabajar desde casa, la llegada del confinamiento social por coronavirus no fue tan caótico: reordenaron algunas pautas y extendieron las jornadas a distancia.

Ahora bien, para quienes no estaban acostumbrados ha sido un verdadero desafío: más allá del equipamiento del personal y de las nuevas normas, trabajar desde casa implica un cambio en la cultura organizacional.

Sea como sea, lo más probable es que la modalidad que se profundizó con la pandemia forme parte del día a día. En el futuro, la semana laboral estará dividida entre el trabajo en la oficina y el trabajo desde casa.

No deberíamos tener que elegir entre las opciones de tiempo completo o nada de tiempo en la oficina”, explica Nicholas Bloom, profesor de Economía en la Universidad de Stanford.

home-office-generica.jpg

En una investigación reciente, el experto ha identificado relaciones de causalidad entre el trabajo a distancia y el desempeño de los empleados. “Estoy convencido de que después del COVID-19, lo mejor sería reducir el tiempo en la oficina a la mitad”, sostiene.

Según un estudio de Morning Consult, el 47% de las personas que hace home office opina que lo ideal sería trabajar desde casa entre uno y cuatro días por semana. El 40% cree que, una vez que sea seguro volver a la oficina, preferiría seguir haciendo home office. Y solo al 14% de los encuestados le gustaría trabajar en la oficina todos los días de la semana.

Otra investigación señala que al menos el 40% de los empleados seguirá trabajando a distancia post-pandemia. Y un análisis de Survey of Business Uncertainty, realizado en conjunto por la Reserva Federal de Atlanta, Stanford y la Universidad de Chicago, determinó que el 27% de los empleadores predicen que, después de la pandemia, el 27% de sus empleados de tiempo completo seguirá trabajando desde casa.

Cuando los empleados trabajan desde casa entre uno y dos días por semana, son más efectivos. “El tiempo que pasan en la oficina se dedican a tener reuniones y al trabajo de innovación y colaboración. El tiempo que pasan en casa, en cambio, avanzan con su propio trabajo”, indica Stefanie Tignor, directora de Datos y Analítica de Humu –una empresa de tecnología liderada por el ex director de recursos humanos de Google.

FUENTE: Con información de The New York Times

Dejá tu comentario