Estados Unidos | Netflix | Estados Unidos | serie

Por una serie de Netflix, el FBI reabre un caso sin resolver desde 2014

Alonzo Brooks apareció muerto en Kansas y su cuerpo ha sido exhumado 16 años después. Su caso forma parte de los episodios de "Misterios sin resolver".

El 3 de abril de 2004, Alonzo Brooks salió de su casa para asistir a una fiesta en la ciudad de La Cygne, Kansas, Estados Unidos. Pero nunca regresó.

El cuerpo del joven de 23 años apareció casi un mes después, el 1° de mayo, cerca de un arroyo.

Si bien la familia de Brooks siempre insistió en que había sido asesinado en un ataque racial, las autoridades no encontraron indicios concluyentes: el cadáver estaba muy descompuesto y la causa quedó impune.

alonzo-brooks-fbi.jpg

En el último tiempo, la historia del joven tomó notoriedad pública porque forma parte de la serie Misterios sin resolver, disponible en Netflix.

Unsolved Mysteries | Official Trailer | Netflix

Al ver el caso en la plataforma de streaming, el fiscal federal Stephen McAllister decidió reabrir la investigación.

“Su muerte ha sido ciertamente sospechosa, y alguien, probablemente varias personas, sabe lo que sucedió esa noche de 2004. Ya es hora de que la verdad salga a la luz. El código de silencio debe ser roto. La familia Brooks merece saber la verdad, y es hora de que se haga justicia”, sostuvo.

alonzo-brooks-fbi-tumba.jpg

El FBI exhumó el cuerpo del joven y ofrece USD 100.000 a quienes aporten información sobre su desaparición y muerte.

Dejá tu comentario