Estados Unidos | mascota | perro | Estados Unidos

Un bombero con cáncer de páncreas y su perro murieron con una hora de diferencia

Daniel Hove luchó contra la enfermedad durante ocho años, siempre acompañado de su can. "Sabíamos que se iban a ir juntos", compartió su hija.

Cuando en octubre de 2011 a Daniel Hove le diagnosticaron cáncer de páncreas, sabía que vendrían varios años de tratamiento. “Se sometió a una cirugía en febrero de 2012 y después siguió con rondas de quimioterapia”, detalla su hija, Heather Nicoletti.

Durante los ocho años de recuperación, el bombero estadounidense se apoyó en sus seres queridos. Sin embargo, alguien ocupó un lugar especial de compañía y contención: Gunner, su perro labrador.

Nunca se fue de su lado, eran mejores amigos, iban juntos a todas partes”, cuenta Nicoletti. La mujer habla en pasado porque Daniel y Gunner fallecieron el mismo día, con una hora de diferencia.

El perro tenía 11 años y había comenzado a enfermarse a la par de su dueño. “Cuando mi papá se agitaba, el perro se agitaba. Si mi papá estaba inquieto, el perro estaba inquieto. Cuando mi papá no respondía, Gunner tampoco”, relata.

daniel-hove-gunner-cancer-01.jpg

Como si presintiese que el final de su dueño se acercaba, el labrador comenzó a comportarse de forma extraña. “Vimos que tenía las patas hinchadas y decidimos llamar a la veterinaria en la que trabajaba. No había mucho para hacer: le dieron una inyección y murió. Una hora y media después, mi papá también se fue”, recuerda Nicoletti.

La mujer agradece que su padre no llegó a enterarse y que su última imagen de Gunner haya sido en vida. “Sabíamos que se iban a ir juntos. El perro no podría estar sin mi padre y eligió irse con él”, explica.

FUENTE: Con información de Kare 11

Dejá tu comentario