Lifestyle | Herencia | Estados Unidos | Hollywood

Steve Bing se suicidó y les dejó una herencia millonaria a sus hijos (a quienes nunca quiso reconocer)

El productor de Hollywood tenía 55 años y se arrojó al vacío desde su departamento, ubicado en un piso 27 de Los Ángeles.

Steve Bing se suicidó: se tiró al vacío desde su departamento, ubicado en el piso 27 de un lujoso condominio de Los Ángeles, Estados Unidos.

El productor de Hollywood, famoso por haber invertido más de 80 millones de dólares en El expreso polar, produjo y financió películas como El Implacable (Sylvester Stallone) y Shine a light (Martin Scorsese).

A Bing se le conocieron dos parejas: Liz Hurley y Lisa Bonder, las madres de sus dos hijos. Damian (18) y Kira (20) sintieron rechazo por su padre mucho tiempo, ya que nunca los quiso reconocer.

Pero eso no es todo: Peter Bing, el padre de Steve, tampoco los aceptó como nietos y quiso desheredarlos.

La muerte del productor, entonces, podría abrir una disputa familiar por su fortuna, valuada en 600 millones de dólares.

El ADN

Como las pruebas de paternidad demostraron que Damian y Kira son hijos biológicos de Steve, ambos son beneficiaros de la herencia de su padre.

En 2002, un tribunal británico dictaminó que es padre de Damian Hurley. En ese momento, Bing ofreció pagar un fideicomiso a nombre del chico, pero su madre se opuso. “Ese dinero no es deseado ni bienvenido”, dijo Liz Hurley.

Kira, por su parte, heredó 8,5 millones de dólares de su padre postizo, Kirk Kerkorian –ex esposo de su madre, Lisa Bonder.

Dejá tu comentario