Curiosidades | Herencia | perro | Alemania

La increíble vida de Gunther IV, el Rockefeller de los perritos

Este pastor alemán es uno de los canes más ricos del mundo: vive entre lujos y heredó una fortuna de 80 millones de dólares. Descubre a quién perteneció.

Gunther IV nació en cuna de oro: es hijo de Gunther III, el pastor alemán de Karlota Libenstein de Alemania.

Antes de fallecer, la condesa escribió un testimonio para asegurarse de que su perro heredase una fortuna valuada en 80 millones de dólares.

La letra chica del documento establecía que una vez que el perro falleciera, la herencia pasaría a su descendencia, es decir, Gunther IV.

Ahora bien, ¿quién administra el dinero? Una empresa creada especialmente para cuidar los intereses del perro: The Gunther Corporation. Desde que la condesa murió en 1991, esta compañía vela por la fortuna y tiene la misión de hacerla crecer en beneficio del can. ¡Y lo lograron!

Actualmente, Gunther IV es dueño de un patrimonio que ronda los 375 millones de dólares, repartidos entre metálico, acciones y mansiones en Alemania, Italia y las Bahamas. Hace veinte años, la compañía adquirió la casa en la que vivía Madonna, en Miami Beach, Estados Unidos.

Dejá tu comentario