Curiosidades | gato | Tailandia | mascota

Un gato recibió un tratamiento con cúrcuma y quedó amarillo

Ka-Pwong tenía pelaje blanco y terminó totalmente teñido del color de la especia. ¿Qué pasó?

Una mujer de Tailandia estaba preocupada por su gato: la mascota tenía una infección sarnosa y no se curaba. Entonces decidió recurrir a las propiedades curativas de la cúrcuma.

Hicimos todo lo posible para curarlo, pero nada funcionó. Fue entonces cuando mi madre tuvo la idea de usar la especia”, explicó Thammapa Supamas.

La historia de Ka-Pwong se hizo viral porque, a raíz del tratamiento, su pelaje blanco se volvió amarillo.

gato-amarillo-tailandia-01.jpg

El gato estaba molesto y no paraba de rascarse una herida. “Puede que mi gato ni siquiera sepa que se pone amarillo, pero ahora está alegre y come mucho como de costumbre”, relató.

Si bien en este caso funcionó, siempre es aconsejable consultar con un veterinario: las mascotas pueden ser alérgicas y la cúrcuma, en particular, es muy agresiva.

Se redujo la picazón y no se lamió más el área de la herida. Espero que el hongo se cure y que el gato recupere su color blanco”, contó la mujer.

Dejá tu comentario