Salud | coronavirus | enfermedades | Estados Unidos

Un voluntario recibe la primera dosis experimental contra el coronavirus

Un laboratorio envió los lotes de la vacuna al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, donde comenzará a aplicarse en humanos en vez de en animales.

El mundo está en vilo por la propagación del coronavirus y las principales potencias del mundo quieren desarrollar la primera vacuna efectiva contra la enfermedad.

Hoy es un día clave. El laboratorio Moderna, de Massachusetts, anunció que enviará un lote de dosis para el primer voluntario que aceptó recibir la vacuna experimental. A diferencia de otras pruebas de laboratorio, esta vez la dosis contra el COVID-19 se testeará en humanos y no en animales.

El paciente participará de un programa del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos (NIAID) y será controlado por profesionales gubernamentales y de la empresa de biotecnología, ya que se desconocen los efectos que podría tener la dosis sobre su organismo.

coronavirus-vacuna-epa.jpg

La primera dosis de la vacuna mARN-1273 de Moderna será aplicada hoy en el Kaiser Permanente Washington Health Research Institute, en Seattle. Luego se extenderá a otros 45 voluntarios sanos, de entre 18 y 55 años, con el objetivo de detectar si presentan efectos secundarios. Todos recibirán dos dosis de la vacuna, con un mes de diferencia entre una y otra.

La mARN-1273 facilita ARN (ácido ribonucleico) modificado para que la persona fabrique proteínas de virus atenuado en el cuerpo y, de esta forma, se genere una respuesta inmune para crear una barrera al virus verdadero.

“A diferencia de una vacuna normal, las vacunas de ARN funcionan al introducir una secuencia de mARN (la molécula que le dice a las células qué construir) que está codificada para un antígeno específico de la enfermedad. Una vez producida dentro del cuerpo, el sistema inmunitario reconoce el antígeno, preparándose para luchar contra lo real”, especifica un paper confeccionado por la Universidad de Cambridge.

Dejá tu comentario