Salud | coronavirus | salud | Estados Unidos

"No bastará una sola vacuna para terminar con el coronavirus"

Organismos públicos, empresas y asociaciones filantrópicas de todo el mundo aúnan fuerzas para promover el intercambio de datos y la transparencia.

Para terminar la pandemia de coronavirus, que ya se cobró la vida de más de 295.000 personas, el mundo necesita una mayor inmunización. Por eso, las grandes potencias del mundo trabajan a contrarreloj para encontrar una vacuna capaz de prevenir más contagios de COVID-19.

Los epidemiólogos consideran que una vacuna no será suficiente, sino que se requerirá más de una. “La necesidad global de una vacuna y la enorme diversidad geográfica de la pandemia exigen más de un abordaje efectivo de una vacuna. Será esencial la colaboración entre empresas de biotecnología y farmacéuticas, muchas de las cuales ya presentan una variedad de abordajes”, anunciaron en conjunto las autoridades que luchan contra el virus en Estados Unidos.

Anthony Fauci, epidemiólogo de la Casa Blanca y director del director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID); Francis Collins, director del Instituto Nacional de Salud (NIH), Lawrence Corey, profesor de Vacunas y Enfermedades infecciosas en el Centro de Investigaciones Oncológicas Fred Hutchinson de Seattle; y John Mascola, director del Centro de Investigación de Vacunas de NIAID, firmaron un documento publicado en Science.

En concreto, proponen crear ACTIV (Aceleremos las Intervenciones Terapéuticas y las Vacunas contra el COVID-19), un programa de intercambio público-privado que contempla la participación de gobiernos, empresas y organizaciones filantrópicas de todo el mundo.

laboratorio-gilead-eeuu.jpg

“La trayectoria completa de desarrollo de una vacuna eficaz contra el SARS-CoV-2 requerirá que la industria, el gobierno y los círculos académicos colaboren de una manera sin precedentes y que cada uno aporte sus puntos fuertes individuales”, incita el texto.

El objetivo principal del programa es acelerar la búsqueda de vacunas, ya que la capacidad industrial de producir una o más dosis es limitada: hay más de 7.000 millones de personas que necesitan inmunización.

“Existe una necesidad sin parangón de fabricar y distribuir una cantidad segura y efectiva de vacunas para inmunizar a una cantidad extraordinariamente enorme de personas a fin de proteger a toda la comunidad mundial de la amenaza continua de morbilidad y mortalidad causada por el SARS-CoV-2”, explicaron.

laboratorio-generica.jpg

Los puntos clave de la propuesta:

-La vacuna podría tardar un año en aparecer, razón suficiente para crear una plataforma de cooperación y transparencia para acelerar los tiempos. Hasta el momento, las vacunas nunca han sido aprobadas en menos de cinco años de investigación y pruebas.

-No existe información sobre cuál sería la respuesta inmunitaria más eficaz: no se sabe la duración de los anticuerpos de las personas que superaron la enfermedad.

-Para aprobar una vacuna es indispensable garantizar la efectividad y seguridad: existe el riesgo teórico de que la vacunación pueda hacer que la subsiguiente infección por SARS-CoV-2 sea más grave.

-Los centros de ensayos clínicos podrían estar a disposición de todos: esto permitiría que se verifique regularmente la inmunidad, pues se espera que el virus mute, como el de la gripe.

vacuna-coronavirus-generica.jpg

De acuerdo con el documento, las vacunas más promisorias se dividen en dos grupos:

-Las que tienen un enfoque genético novedoso (Moderna, BioNTech/Pfizer, CuraVac e Inovio).

-Las que usan métodos tradicionales, como el empleo de un fragmento del virus (Universidad de Oxford, AstraZeneca, Sanofi, Janssen Pharmaceuticals y NovaVax).

Dejá tu comentario