América Latina | coronavirus | Brasil | Manaos

La dramática situación de Manaos: talaron un bosque tropical para abrir tumbas

El distrito se convirtió en uno de los epicentros del país. El COVID-19 colapsó el sistema de salud local y causa la muerte de cerca de 200 personas por día.

La capital del estado de Amazonas, Brasil, está atravesando una situación sin precedentes: desde que las autoridades reportaron el primer caso positivo de coronavirus en marzo de este año, los contagios no cesan.

La pandemia no sólo colapsó el sistema de salud local, sino que está haciendo estragos en Manaos, donde fallecen cerca de 200 personas por día.

En consecuencia, el cementerio público Nossa Senhora Aparecida se saturó y tuvieron que talar una zona de bosque tropical para abrir zanjas y sepultar a las víctimas de COVID-19.

En el cementerio público Parque Taruma se abrieron fosas comunes y los hospitales locales instalaron cámaras frigoríficas para conservar los cadáveres porque los casos no paran de escalar.

coronavirus-manaos-cementerio-reuters-bruno-kelly.jpg

“Es una escena en vida de una película de terror. El estado ya no es de emergencia, sino de calamidad absoluta. Estamos haciendo un trabajo duro para enterrar personas. Es una lucha muy grande, muy dura”, aseguró el alcalde la ciudad, Arthur Virgilio Neto.

El estado de Amazonas ha reportado más de 40.000 contagios y 2.000 muertes por coronavirus. Según los especialistas, el pico de la pandemia ya pasó. Manaos, por ejemplo, habilitó la reapertura de negocios no esenciales.

FUENTE: Con información de AP, EFE y AFP

Dejá tu comentario