Salud | coronavirus | Estados Unidos | salud

Desconcierto: pacientes jóvenes con casos leves de coronavirus mueren por ACV

En las últimas semanas, los infartos cerebrales se han duplicado en Estados Unidos y cerca de la mitad de ellos corresponden a jóvenes que habían tenido COVID-19.

Estados Unidos es el país más afectado por el coronavirus a nivel mundial: registra el mayor número de contagios y víctimas fatales.

En las últimas semanas, médicos locales detectaron un alarmante aumento de casos de accidentes cerebro-vasculares (ACV) en pacientes jóvenes que habían dado positivo por COVID-19. ¿El daño cerebral es una de las secuelas, hasta ahora desconocidas, de la enfermedad?

“(La relación entre el COVID-19 y el AVC) es una de las correlaciones más claras y profundas que he encontrado. Esta es una señal demasiado poderosa para ser casualidad o casualidad”, señaló el investigador médico J. Mocco.

En el Hospital Monte Sinaí de Nueva York, por ejemplo, se duplicó el caso de pacientes con coágulos grandes. Más de la mitad de ellos habían dado positivo de coronavirus. Y no sólo eso: eran mayoritariamente jóvenes y no tenían factores de riesgo. “Son las personas que se encuentran entre las menos propensas estadísticamente a tener un accidente cerebrovascular”, indicó Mocco.

paciente-camilla-coronavirus-reuters.jpg

Si bien la edad promedio de pacientes con casos severos de ACV es de 74 años, en los hospitales y sanatorios de Estados Unidos se registran cada vez más casos de entre 30 y 40 años, la mayoría con el virus.

Eytan Raz, profesor de neurorradiolofgía de la Universidad de Nueva York, planteó la posibilidad de los jóvenes tengan una mayor resistencia que los ancianos para superar las dificultades respiratorias, pero con el tiempo desarrollan otros problemas de salud originados por el coronavirus.

“Una de las teorías es que una vez que el cuerpo está muy comprometido en una lucha contra un invasor, comienza a consumir los factores de coagulación que pueden provocar coágulos de sangre o sangrado. En el Ébola, el equilibrio era más hacia el sangrado. En COVID-19, hay más coágulos de sangre”, explicó Harlan Krumholz, especialista cardíaco en el Centro Hospitalario Yale-New Haven.

FUENTE: Con información de The Washington Post

Dejá tu comentario