Estados Unidos | coronavirus | Policiales | Estados Unidos

Creyó que su novia tenía coronavirus, la mató y se suicidó

El femicidio conmociona a Illinois: el agresor no tenía antecedentes y estaba convencido de que la mujer lo había contagiado.

Cheryl Schrieger (59) tenía algunos síntomas compatibles con COVID-19: dificultad para respirar y fiebre. Por lo tanto, decidió hacer un test para comprobar si había contraído coronavirus. Nunca llegó a conocer los resultados.

Su novio de toda la vida, Patrick Jesernik (54), sospechaba que la mujer estaba enferma y que lo había contagiado. Comenzó a sugestionarse y se encerró en su casa de Will, Illinois, Estados Unidos.

Las autoridades policiales de Lockport Township llegaron a la vivienda varios días después, luego de ser alertados por familiares de Patrick. Hacía días que no se sabía nada de la pareja.

Luego de tocar el timbre varias veces, forzaron la puerta y encontraron la casa limpia y ordenada, hasta que dieron con los cuerpos de ambos.

Los cadáveres estaban en habitaciones separadas, rodeados de sangre. Al costado del cuerpo de Patrick encontramos un revólver. No había signos de lucha”, informó el comunicado oficial.

La autopsia reveló que Patrick asesinó a Cheryl y luego se quitó la vida: “Ambos murieron como resultado de una sola herida de bala en la cabeza. Cheryl Schriefer recibió un disparo en la parte posterior de la cabeza a corta distancia, y su muerte se considera un homicidio. Patrick murió como resultado de una herida de bala autoinfligida, y su muerte se considera un suicidio. Tanto Cheryl como Patrick dieron negativo para el virus COVID-19”.

El femicida no tenía antecedentes de violencia doméstica. Sin embargo, la Oficina del Sheriff advirtió que los casos de violencia intrafamiliar, crisis de nervios y crisis mentales aumentaron en las últimas semanas como consecuencia del confinamiento social. El Condado de Will es uno de los más afectados por la pandemia.

Dejá tu comentario