Estados Unidos | asesinato | abuso sexual | Estados Unidos

Resolvieron el caso de una niña secuestrada, violada y asesinada en 1982

La policía de Estados Unidos rastreó evidencia genética recuperada de la escena del crimen e identificó al responsable del asesinato.

Después de 38 años de misterio, las autoridades de Ohio resolvieron el caso de Kelly Ann Prosser, una niña de 8 años que fue secuestrada, violada y asesinada en 1982.

La policía de Colombus, Estados Unidos, pudo cerrar la causa gracias a una nueva técnica de prueba genealógica.

La niña había sido interceptada el 20 de septiembre de 1982 en Columbus, mientras regresaba de la escuela. El cuerpo de la menor fue encontrado dos días después, en un campo de maíz del condado de Madison.

Para el fiscal general de Ohio, Prosser fue víctima de violencia y abuso sexual y murió por estrangulamiento.

kelly-prosser-crimen-01.jpg

“Este es un caso que a lo largo de los años todo el Departamento de Policía de Columbus quiso resolver, y un caso que afectó a todos a nivel personal. Imagínense en 1982 recolectar algo que no sabíamos que algún día existiría: el ADN”, reconoció Greg Bodker, subdirector de policía de Columbus.

Las autoridades acudieron a una base de datos genealógica para rastrear evidencia genética recuperada de la escena del crimen e identificar a un sospechoso.

Luego de entrevistar a miembros de la familia, la policía determinó que Harold Warren Jarrell cometió el asesinato de la niña.

kelly-prosser-crimen-harold-jarrel.jpg

El hombre había sido condenado por un secuestro similar en 1977 y recuperó su libertad en 1982, ocho meses antes del secuestro de la menor”, informó el sargento Terry McConnell.

Jarrell falleció en 1996, a los 67 años, en Las Vegas. “Es satisfactorio que la familia sepa lo que le sucedió a su pequeña, aunque esto no la traiga de vuelta”, declaró Dana Croom, detective de la unidad de casos sin resolver.

“Gracias por nunca rendirse, gracias por no olvidarse nunca de esta niña inocente y gracias por no olvidar nunca que estaban trabajando para Kelly Ann”, compartieron los familiares de la víctima cuando conocieron la resolución del caso.

Dejá tu comentario