El Mundo | adultos mayores | Italia | hambre

Una anciana llamó a la policía porque tenía hambre y dos agentes le prepararon una cena

Antonio y Giuseppe no dudaron en ayudar a la mujer de 87 años, que estaba sola y postrada. "Esto también es estar presentes", dijeron los los oficiales.

Un llamado telefónico desconcertó a los policías de Coverciano, Florencia, Italia: una anciana se comunicó para avisar que tenía hambre.

La mujer es jubilada, tiene 87 años y actualmente está postrada. Como su hijo vive lejos, una empleada suele ayudarla con los quehaceres domésticos, pero ese día había faltado.

Ayúdenme, estoy sola, tengo hambre y no puedo cocinar”, alertó al 113.

Al escuchar su testimonio, las autoridades enviaron una patrulla. Los agentes Antonio y Giuseppe se acercaron al domicilio de la mujer y con ayuda de un vecino lograron entrar a su casa.

Después de contener a la anciana, tuvieron un gesto enorme: le prepararon ravioles con salsa de tomate para que cenara. “Esto también es estar siempre presentes”, dijeron.

Dejá tu comentario