El Mundo | abuelos | Policiales | niños

Una anciana mató a tres niños, los cocinó y los repartió entre sus vecinos

Tiene 80 años, confesó los crímenes y ahora la apodan "Abuelita destripadora".

Parece una abuela de cuentos, pero de terror: Sofía Zhukova es una asesina serial. La jubilada, de 80 años, fue detenida el año pasado en Rusia. ¿El motivo? Confesó varios crímenes que llevó a cabo durante una década y media.

En el juicio que las autoridades realizaron en su contra, la mujer admitió que mató a su inquilino, el conserje Vasily Shlyakhtich (52), y participó de la reconstrucción del hecho.

Él y su amigo vinieron a tomar el té, pero me violaron. Así que decidí cortarlo con un hacha”, se defendió.

sofia-zhukova-abuela-rusa-asesina-01.jpg

Además, está acusada de secuestrar y asesinato a una niña de siete años, a quien aparentemente mató por jugar de forma ruidosa. En el departamento de la jubilada encontraron restos de sangre de la menor, diez años después de su desaparición.

“Siempre nos pareció extraño que, a pesar de ser maleducada y hostil, a menudo encontrara el tiempo para cocinar cosas para los niños locales. Siempre fueron platos de carne. A veces se los daba a los adultos”, comentó una vecina del barrio de Berezovka.

La hipótesis de las autoridades locales es que la anciana mató al menos a dos niños más y que luego preparó platos con sus restos para repartirlos por el vecindario.

Pero no son los únicos crímenes que están sobre sus espaldas: otra de las inquilinas de Zhukova, Nina Babenko (83), desapareció de forma misteriosa en 2013. La mujer había vendido su departamento y se había mudado con toda la plata a la vivienda de la acusada. Sin embargo, nunca más se supo de ella. Años después, tras los allanamientos, descubrieron su pasaporte en la casa de Zhukova.

Se cree que la anciana, que antes de jubilarse trabajó varios años en un matadero de cerdos, mató al menos a dos adultos más.

Dejá tu comentario